RECONOCEN A VECINOS DEL VALLE DEL PUPÍO POR SU APORTE AL PATRIMONIO CULTURAL  

* Relato permitió la construcción de una muestra que permite conocer de los modos de vida y tradiciones de los habitantes de este valle.

* Tras la ceremonia los invitados tuvieron la oportunidad de recorrer el parque rupestre, visualizando 248 petroglifos rescatados por Minera Los Pelambres.

 

 

Inaugurada en 2014 y ubicada en el Fundo Monte Aranda, a tan solo 38 kilómetros al interior de la comuna de Los Vilos, la “Sala de Exhibición de la Cultura Campesina”, constituye uno de los recintos de mayor trascendencia histórica en la Provincia de Choapa.

 

Por tal motivo, y a días de haberse celebrado el Día del Patrimonio Cultural, Minera Los Pelambres hizo un reconocimiento a las decenas de vecinos que participaron en el proceso de reconstrucción histórica de esta zona. Así mediante el relato de estas personas mayores de 60 años y el apoyo de tres antropólogas, se logró construir el proyecto de la Casa del Campesinado, la que permite recrear costumbres, tradiciones y hasta los secretos de la zona gracias a una muestra interactiva.

 

Juan de La Cruz Olivares fue uno de ellos. “Más contento que nunca pues oiga. No le puedo explicar el orgullo que siento, de haber dado esa entrevista para esto. Por un lado, estoy emocionado y por otro muy satisfecho”, comentó este humilde campesino y criancero de 79 años, oriundo de El Rincón, pequeña localidad del Valle del Pupío.

 

La emoción no solo estuvo presente en los mayores, sino también en sus hijos. Elizabeth Tapia debió acompañar a su madre, confesando que para ella ha sido todo un orgullo y a la vez de sentimientos encontrados. “Un poquito de pena porque mi papá ya no está, pero igual contenta porque esto va a quedar, la entrevista de mi papá va a quedar aquí y se va a conocer en los colegios y eso es un legado que nuestra familia deja”, expreso la vecina.

 

Se trata de una casona estilo colonial del siglo XVIII, que llama la atención por su fachada, la dimensión arquitectónica de sus vanos, su tejado y su imitación del adobe que reviste los muros.

En su interior, cada visitante -junto con rememorar las formas de vida de los primeros asentamientos que habitaron este valle-, puede impregnarse del pasado arqueológico de las primeras culturas prehispánicas que llegaron y habitaron este lugar.

 

Entre los objetos que se exponen en los diversos módulos se puede encontrar desde el arado de palo, la puruña y el tacho, hasta recetas como la preparación del “Macho rucio”, la “Chupilca” o el “Café de trigo”. A ello se agrega la descripción de juegos tradicionales como las tabas y creencias populares tales como el Chonchón o el Canto a lo Divino.

 

Tras la ceremonia de reconocimiento, los participantes tuvieron la oportunidad de recorrer el Parque Rupestre, contiguo a la Sala del Campesinado, espacio de 25 hectáreas con 3.700 metros de senderos donde fueron instalados 248 bloques de piedra con petroglifos que muestran el arte realizado por la cultura diaguita hace siglos y rescatados de El Mauro.

 

Significativo trabajo donde ingenieros, conservadores, museógrafos, técnicos especializados, operarios de máquinas y más de 140 arqueólogos realizaron una labor multidisciplinaria sin precedentes en la zona para posteriormente construir este parque

 

Para Juan Pablo García, subgerente de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres, “el Parque Rupestre y la Sala del Campesinado son lugares efectivamente increíbles. Esto es un tremendo regalo desde la comunidad hacia el resto del Valle del Pupío, hacia la región y el país, porque acá está el rescate del patrimonio histórico y es un lugar que definitivamente tiene un nivel de trabajo y cariño que seguramente es único a nivel nacional, solo queda invitar a la gente a que venga y que viva la experiencia de la sala del Campesinado y el Parque Rupestre”, indicó el ejecutivo.